jueves, 3 de julio de 2014

FALLECE ANA MARÍA MATUTE, ESCRITORA DE LA POSTGUERRA ESPAÑOLA




Un batacazo para la literatura española. Con esa simple frase se puede resumir el enorme hueco que deja la escritora Ana María Matute, que falleció el pasado 25 de de Junio a los 88 años en Barcelona, a las puertas de cumplir los 89.



“La imaginación y la fantasía son muy importantes puesto que forman 
parte indisoluble de la realidad de nuestra vida”.


Con quince libros y mas de treinta cuentos infantiles escritos, cosecha alrededor de unos 20 premios, entre los que se encuentran el Premio Planeta y el premio Cervantes. También fue candidata al premio Principe de asturias en 2010, aunque finalmente no se lo llevó.


“Un gin-tonic te da una lucidez bárbara”

Siempre fue, con todo esto, considerada una de los mejores novelistas de la postguerra española. Fue la tercera mujer en ser aceptada en La Real Academia Española en el año (), ocupando a partir de ese momento el asiento "K" (mayúscula). Sus libros han sido traducidos a un total de 23 idiomas.


“El dolor es más llamativo que la felicidad”


<<Ana María Matute trata muchos aspectos políticos, sociales y morales de España durante el periodo de la posguerra. Su prosa es muy frecuentemente lírica y práctica. En sus novelas, Matute incorpora técnicas literarias asociadas con la novela modernista o surrealista. Con todas estas cualidades y talento literario, Matute es considerada «una escritora esencialmente realista». Muchos de sus libros tratan del periodo de la vida que abarcan desde la niñez y la adolescencia hasta la vida adulta.


“La palabra es lo más bello que se ha creado, es lo más importante de todo
 lo que tenemos los seres humanos. La palabra es lo que nos salva.”


Matute utiliza mucho, como fuente primaria, el pesimismo, lo cual da a sus novelas una sensatez más clara que la realidad de la vida. «La enajenación, la hipocresía, la desmoralización y la malicia» son características que comúnmente son fáciles de encontrar en la ficción de sus obras. Una de sus características más comunes es el uso de la trilogía: una obra literaria que está compuesta por tres novelas o cuentos que tienen tanto características en común como diferentes.


“Un libro no existe en tanto alguien no lo lea. Y nunca nadie lee el mismo libro.” 




Muchos críticos consideran que su mejor obra es la trilogía Los Mercaderes, la cual está conformada por Primera memoria, Los soldados lloran de noche y La trampa. Sobre su obra se dice que «aunque los argumentos de cada una de sus novelas son independientes, las une el tema general de la Guerra Civil y el retrato de una sociedad dominada por el materialismo y el interés propio».>>  Información extraída de Wikipedia.


“Escribir para mí no es una profesión, ni siquiera una vocación. 
Es una manera de estar en el mundo, de ser, no se puede hacer otra cosa. 
Se es escritor. Bueno o malo, ya es otra cuestión”.


Puedo alardear, si se me permite, de haber podido asistir a varias charlas y conferencias de esta maravillosa escritora y de haber sido embrujada por varios libros suyos (sobre todo por "Olvidado rey Gudú"), por su forma de hablar y expresarse y su maravilloso don con las palabras. Su voz era suave e hipnótica y su mayor consejo para los autores noveles fue "Escribe". Ella decía que había que escribir mucho y que equivocarse, escribir para uno mismo y luego para los demás. Saber que uno no se hace rico con la escritura. Hacerlo por amor, pero por amor a la literatura. Sus palabras, casi sin saberlo, me insuflaron la fuerza y el coraje para seguir escribiendo, para no rendirme. Ha sido inspiración para generaciones posteriores y lo seguirá siendo. 



“En la literatura, como en la vida, se entra con dolor y lágrimas” 

Ella misma se describía como "una contadora de historias" y otros la describían como "una niña grande". Bebía Wisky, odiaba que le quitasen años, navegaba entre la literatura para adultos y los cuentos infantiles y nos dejó un libro póstumo, Demonios Familiares, que pronto verá la luz.



“Si no hubiese podido participar del mundo de los cuentos y si no hubiese podido 
inventarme mis propios mundos, me habría muerto.” 



DECÁLOGO DEL ESCRITOR, SEGÚN MATUTE


1. «El escritor nace, no se hace: es una cuestión de ser o no ser»

2. «Escribir es también una forma de protesta. Casi todos los escritores comparten
    el malestar con el mundo»

3. «Mientras haya un poeta, la poesía existirá»

4. «Maestros, estudios nunca estorban; pero no crean»

5. «Escribir es muy difícil, sobre todo hacerlo de forma sencilla»


6. «Lo 'políticamente correcto' casi                                                                         nunca es literario»

7. «No hay universidad que enseñe lo que enseña la vida»

8. «Escribir es una forma de ser y de estar»

9. «Un libro no existe en tanto alguien no lo lea»

10. «El día que piense que he escrito algo perfecto, estaré muerta»






No hay comentarios:

Publicar un comentario